To read or not to read: Agnes Grey.

viernes, 15 de abril de 2016

Título: Agnes Grey.
Autora: Anne Brontë.
Sinopsis:
Cuando su familia queda empobrecida tras una especulación financiera desastrosa, Agnes Grey decide colocarse como institutriz para contribuir a los escasos ingresos familiares y demostrar su independencia. Pero su entusiasmo se apaga rápidamente al tener que luchar contra los difíciles hijos de los Bloomfield y el doloroso desdén con que la trata la familia Murray. Inspirada directamente en las infelices experiencias de la autora, Agnes Grey describe las temibles presiones a que se sometía a las institutrices en el siglo XIX.





Finalmente, después de varias lecturas, puedo decir que me gustó un libro de los 
que leímos últimamente con el Club de Lectura To read or not to read. Venía bastante decepcionada con las últimas dos lecturas, pero este me hizo retomar mi fe en los clásicos (? Tiene sus cositas, como ya les contaré, pero me gustó, que es lo importante.


Agnes Grey era una joven que, a pesar de no provenir de una familia acomodada, su familia la trataba de manera que no tuviese ninguna preocupación ni ocupación. No la dejaban ayudar en su casa y prácticamente la trataban como una inútil, pero no en el mal sentido, sino que no veían la necesidad de que Agnes ayude. Pero con el tiempo ella decide que quiere ayudar a su familia económicamente e independizarse. En el siglo XIX no había muchas opciones laborales para las jovencitas, entonces Agnes, aprovechando que tiene una buena educación, decide ser institutriz. A lo largo de este clásico de la hermana Brontë menos reconocida, vamos a ver las tribulaciones y presiones que sufre esta joven institutriz que no tuvo mucha suerte con sus familias empleadoras.

El libro está escrito en primera persona y en pasado, es algo así como un diario que Agnes va a escribiendo para contarnos todo lo que le pasó. De esta manera conocemos lo que ella fue sintiendo y haciendo de primera mano, aunque hay momentos en los que ella se frena de contarnos todo, y hablando directamente al lector, le dice que no lo quiere atosigar con sus pensamientos. En algún otro momento también pone algún freno de este estilo en la narración y eso no me terminó de gustar, quiero que me cuentes todo Agnes, sin importar que lo que no contaba era algo que uno se imaginaba de todas maneras. Me pareció algo innecesario, no nos quería contar algunos de sus sentimientos pero de todas maneras eran más que obvios.

Tenemos varios personajes, de los cuales la más importante es Agnes, obviamente. A pesar de haber ser criada entre algodones y de encontrarse con una realidad distinta a la que ella esperada, me gusta que ella sigue adelante y busca la manera de acomodar la situación (y de meterle un poco de sentido común a sus pupilos en la cabeza). Déjenme decirles que llegué a simpatizar mucho con esta pobre chica. Las cosas que tiene que soportar de parte de las familias con las que trabaja, empezando por los chicos a los que tiene que educar y siguiendo por los padres de dichos chicos, te hacen querer entrar al libro a abrazarla y a animarla a que les de su merecido. En serio, esos chiquitos se merecen un buen castigo.
Los de la primera familia son lisa y llanamente insoportables. Caprichosos, malos, desubicados y maleducados. Le sacan mil canas verdes a la pobre institutriz. Y ni hablar de los padres que creen que sus hijos son la joyita del pueblo a pesar de su mal comportamiento, el cual achacan a Agnes, como si los chicos se portaran mal y tengan malos hábitos desde la llegada de ella. Los pibitos me dieron ganas de darles su merecido *sin golpes, claro* pero los padres son peores. Miran para otro lado y no hacen nada por educar a chicos que en definitiva son sus hijos, mucho menos apoyan las decisiones que toma Agnes con respecto a la educación de los chicos. Por un lado le exigían que los eduque pero por otro, cada vez que Agnes los retaba o les imponía algún tipo de castigo, ellos iban y la desautorizaban. Really?
Y después tenemos a la segunda familia con la que trabaja Agnes, que aunque mejoran ligeramente tampoco son de lo mejor. Al ser jovencitos y ya no niños, su mal comportamiento va por otro lado. A eso se le suma sus aires de grandeza, que los padres no hacen más que agrandar. También me resultaron molestos, pero un poquito menos. Sólo un poquito.


La familia de Agnes, aunque al principio no me gustaban mucho por su tendencia a tratarla como una invalida que no puede limpiarse la nariz sola, después me fue gustando. No digo que comparto su postura, pero pongamosle que los entiendo. Capaz. No aparecen mucho, pero si llegamos a ver el enorme amor y cariño que Agnes les tiene, y la manera en que los extraña y se aferra a su recuerdo en los momentos donde peor la pasa en alguna de las casas donde trabaja. Son su salvavidas, su hogar es el recuerdo feliz al que recurre cuando se siente mal, ella se propone soportar sus penurias con tal de poder ayudarlos económicamente.


Hacia el final tenemos un poquito de "romance", pero se los pongo entre comillas porque es algo que, aunque nos lo venimos venir, se nos presenta repentinamente. Me hubiese gustado ver más desarrollo en esa relación, pero por los pocos clásicos con romance que he leído, es algo común. Cuando lea más clásicos les cuento si realmente es así o no. Pero como dije, me hubiese gustado ver la relación florecer más lentamente.

No tengo mucho más que decir, es un libro bastante corto que se lee rápido. El vocabulario no es para nada complicado al igual que su narración. La lectura se hace muy amena. Recomendado para comenzar a leer clásicos.

¿Lo leyeron? ¿Siquiera lo conocían? Yo la verdad que no, nunca había escuchado hablar de él ni de su autora. Pobre Anne, ni la registraba :P

5 comentarios:

  1. Buen sábado Ailu

    Francamente creo que TODAS las historias basadas en el siglo XIX son muy interesantes y dignas de leer. No conocía la historia pero me llamó la atención :)

    Gracias por participar en el concurso!

    Te mando un beso grande
    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que tengo muchas ganas de comenzar a leer clásicos y tu reseña me gustó mucho, a pesar de los niños malcriados, jaja, así que lo tendré en cuenta para próximas lecturas.
    Saludos, nos leemos pronto :)

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente a esta hermana Brontë y la verdad es que tengo muchas ganas de leer este libro.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    No había escuchado sobre este clásico pero la premisa es bastante interesante y tiene varios detalles curiosos, por eso más adelante le daría una oportunidad.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustó mucho.
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS